Esta ciudad se ha convertido en una pena negra

¡Qué pena que se escriba esto en una pared de Sevilla!