Ya sé que no me quiere



No se lee bien pero está claro lo que ocurre, se acabó todo y él ya sabe que Tania no lo quiere. Y la flecha no deja lugar a equívocos.