Amar no es sufrir



Está bien que lo diga pero no sabe lo que escribe. O al revés, hace bien en escribirlo, aunque no sepa lo que dice.