No pintéis más



Ocurre mucho. El que prohíbe lo hace queriendo que los demás no hagan lo que hace el prohibidor. Menos mal que en este caso pintó poco su llamada a no pintar